cielo claro
  • Màx: 33°
  • Mín: 25°
30°

Resposta

En relació a una carta meva (Pere Barceló), d'un d'aquests dies passats, vaig rebre la següent resposta d'uns amics meus paraguaians, perquè vostè en faci l'ús que en cregui oportu: La referència d'aquesta «ploma espanyola» és d'un articulista dels vostres periòdics.
«Pere. Recibí el texto en español de tu carta abierta a Fernando Lugo.
Me gustaría que le digas al dueño de la «pluma española» que está preocupado de una invasión clerical al terreno politico paraguayo, 1º que una competencia mínimamente saludable para un comunicador es informarse del «status questionis», antes de opinar.

2º. Que Lugo tuvo toda la oposición,del mundo de las trasnacionales (monstruos sojeros) y latifundistas y de toda la derecha conservadora, incluida la mayor parte de los Obispos y de los partidos de católicos consevadores, y que incluso el Obispo Livieres Plano, llegó a decir que Lugo, era como un puñal clavado en el cuerpo de la Iglesia. Y que por el contrario contó con el apoyo de colosos luchadores del partido Comunista como Ananías Maidana y de Luis Casabianca con decenios, de cárceles y torturas en poder del partido Colorado (que por fin acaba de caer).

De allí que si quiere puede verle a Lugo junto a mártires De lucha por la justicia y la defensa de los pobres como Mons. Romero, Mons. Angelelelli de Argentina. etc, etc, o mejor aún junto a un pueblo pobre pero todavía dueño de su dignidad, que dijo basta! y una vez más supo romper un cetro de opresión, pero lejos del fantasma clerical que el tiene en su imaginación. No se sabe aún dónde podemos llegar. la mafia está viva y el imperio también (incluido el imperio del primer mundo, y alguna vez, chiquitos como somos hemos aguantado una guerra de cinco años contra tres imperios y quedamos hechos polvo, y se acaba de romper una dictadura de más de 60 años, y que de todo eso hemos renacido una y otra vez y que a lo mejor renaceremos muchas más veces aún.

Pero entretanto nadie tiene el derecho de negarle a un pueblo su victoria.
No señor comunicador, aquí el pueblo se puso de pie, y habló claro y fuerte. Y a nadie le pidió que hablara en nombre de él. No ganó Lugo, (menos clericalismo alguno) triunfó una causa, un sueño, una esperanza y una convicción la de que el pueblo tiene derecho y capacidad para luchar por un país y una sociedad diferente y mejor.

Me gustaría recomendarle al de la «pluma española», que cuando se trata de fenómenos latinoamericanos no confíe tanto en su cliches europeos y estará en mejores condiones para opinar con más justicia y propiedad.

Cordialmente.
Para que se pueda contribuir tal vez a compender mejor nuestras actuales historias latinoamericanas».

Mabel i Arnaldo, matrimoni amic de l'autor de la carta.

Comenta

* Camps obligatoris

COMENTARIS

De moment no hi ha comentaris.