algo de nubes
  • Màx: 25°
  • Mín: 19°
19°

Armengol assistirà a la celebració de la 'Festa Nacional' espanyola

La presidenta del Govern, Francina Armengol, assistirà aquest dimecres a la desfilada militar que se celebrarà a Madrid amb motiu de la 'Festa Nacional' espanyola, mentre que el president de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont, el lehendakari, Íñigo Urkullu, i la presidenta de Navarra, Uxue Barkos, repetiran absència.

Els presidents bascos i catalans de partits nacionalistes mai han acudit a aquesta cita, en la qual aquest any tampoc estarà present Uxue Barkos, de Geroa Bai, qui tornarà a absentar-se igual que va fer el passat any.
A part de l'absència d'aquests tres presidents autonòmics, en aquesta ocasió hi haurà dues faltes més: la del president del País Valencià, Ximo Puig, que estarà de viatge oficial a Cuba; i la del gallec, Alberto Núñez Feijóo, que no hi anirà per motius personals.



Comenta

* Camps obligatoris

COMENTARIS

Anterior
Pàgina 1 de 2
Siguiente
Per Salvador, fa mes de 5 anys

EL DIA DE LA HISPANIDAD DURANTE LA SEGUNDA REPÚBLICA, TAN ALABADA POR LOS PROGRES :

En su plenitud la segunda República Española, el 12 de octubre de 1935, mientras en Sevilla se inauguraba el XXVI Congreso Internacional de Americanistas, se celebraba en Madrid, por vez primera, el Día de la Hispanidad. A la española hora de las cinco de la tarde pronunciaba Ramiro de Maeztu un elocuente discurso, nada menos que en la Academia Española, sobre el descubrimiento y la colonización de América. Además, el primer número de la revista quincenal Hispanidad –«la revista de exaltación de España»– lleva esa fecha del 12 de octubre de 1935, y ofrece un artículo de Maeztutitulado precisamente «El día de la Hispanidad». En el segundo número de esa revista puede leerse:
«La conmemoración de la fiesta de la Hispanidad. Con gran brillantez se ha celebrado este año el día de la Hispanidad. Toda España se ha sumado a su conmemoración. Y no solamente en España. En América, ni qué decir. En cuanto al extranjero, allí donde existe un núcleo de españoles se han reunido y han brindado por la raza española.» (Hispanidad, nº 2, 1 noviembre 1935, pág. 26.)
Un año después, en octubre de 1936, Ramiro de Maeztu, prisionero de la República en la cárcel de Madrid, fue asesinado sin juicio en una de aquellas tristemente famosas sacas. Pero su Defensa de la Hispanidad volvió a publicarse en 1938, en plena guerra civil española, y sus ideas se convirtieron en uno de los principales soportes ideológicos de quienes alcanzaron la Victoria y pudieron establecer la Paz sobre quienes entonces preferían convertir España en una república bolchevique satélite de la Unión Soviética. (Zacarías de Vizcarra volvió a España en 1937 y se convirtió en uno de los principales colaboradores del Cardenal Gomá, desde la Secretaría General de la Dirección Central de la Acción Católica Española, orgánicamente dependiente del Arzobispo de Toledo.)
No debe extrañar, por tanto, que incluso antes de alcanzarse la paz en España, en las celebraciones del doce de octubre se fuese generalizando en medios oficiales, desde muy pronto, la denominaciónDía de la Hispanidad o Fiesta de la Hispanidad, aunque, sobre el papel, el decreto de 1918, de Antonio Maura y Alfonso XIII, que denominaba Fiesta de la Raza a la fiesta nacional española, conmemorativa del descubrimiento de América, se mantuviera en vigor durante cuarenta años.

Valoració:0menosmas
Per Salvador, fa mes de 5 anys


RAMIRO DE MAEZTU -UNO DE LOS ASESINADOS EN PARACUELLOS DEL JARAMA

Vitoria, 1874 - Aravaca, Madrid, 1936
Ramiro de Maeztu Whitney, el periodista e ideólogo más destacado del pensamiento monárquico, tradicionalista y católico del siglo XX, fue, en palabras suyas, "un niño altanero y feliz". 
Vino al mundo en la hermosa ciudad de Vitoria, de padre cubano de origen navarro y ascendencia alavesa, Manuel de Maeztu Rodríguez, y madre anglofrancesa, Juana Whitney, nacida en Niza - ciudad perteneciente por aquellos tiempos al Piamonte - e hija del cónsul británico. 
Los padres de Ramiro habían recalado en Vitoria, en el curso de un viaje a España para conocer la tierra de los antepasados de Manuel, y les sorprendió la última Guerra carlista de modo que tuvieron que permanecer en el País Vasco de forma imprevista. Un año más tarde, el 4 de mayo de 1874, tuvieron al primogénito, Ramiro. La ante víspera, los carlistas habían levantado el Sitio de Bilbao, suceso de gran resonancia en Unamuno, y, a finales de año, triunfaría el Pronunciamiento de Martínez Campos, preludio de la Restauración borbónica.
La familia se incrementó con otros cuatro hijos: Ángela, Miguel, María, pedagoga, discípula de Unamuno y Ortega y responsable de laResidencia de señoritas, complemento de la Residencia de estudiantes, y el benjamín Gustavo, pintor notable a quien debemos un retrato de Ramiro muy difundido. Su obra plástica se custodia en el museo del cual es epónimo en la histórica ciudad navarra de Estella, cuyo cementerio acoge, asimismo, el panteón familiar. 
Los hermanos Maeztu recibieron, en la infancia, una instrucción rica y esmerada junto con la reglamentación de una disciplina severa. Hasta que la marcha del padre a Cuba, primero, y su muerte, después, les acarreó la consiguiente ruina familiar, gozaron de múltiples atenciones. Súbitamente, ha descrito con su pluma vivaz y amena Ramiro enJuventud menguante, de 1904, desaparecieron los profesores particulares, las clases de esgrima e idiomas y, de varios criados, pasaron a tener una única y fiel sirvienta.
A raíz del brusco cambio acaecido en el seno de la familia, la formación del intelectual vasco adoleció de un autodidactismo del que se quejó más de una vez públicamente, acaso para captar la comprensión a sus lectores.
Ramiro viajó mucho por razones profesionales, familiares y temperamentales. Residió en París, donde comenzó estudios de Comercio nunca concluidos; pasó unos años en Cuba, entre 1891 y 1894, desempeñando diversos oficios, además del de soldado, de lo más variopintos. Uno de ellos fue el de lector en voz alta en una fábrica de tabacos de la Habana. En el artículo "Juan José en Londres", publicado en La Correspondencia de España, Madrid, 14-VIII-1908, magníficamente construido, dejó constancia de tal experiencia. Su firma era habitual en el periódico de Ortega Munilla El Imparcial; escribió para Diario Universal,Vida Nueva, El Socialista, Germinal, El País, entre otros, convirtiéndose, en afirmación feliz de Andrés de Blas (1993), en un verdadero "jornalero de la pluma".
Estuvo en Marburgo el año de 1910 estudiando a Kant con los profesores neokantianos Hermann Cohen, Paul Natorp y Nicolai Hartmann, y durante su estancia coincidió, algún tiempo, con Ortega y Gasset. 
Londres lo acogió durante quince años, desde el 1905 al 1919, en calidad de corresponsal de diversas publicaciones: la Correspondencia de España, Nuevo Mundo y Heraldo de Madrid. Allí frecuentó a grupos fabianos y del llamado socialismo gremial ( guild socialism), y mostró especial afinidad por los últimos.
Contrajo matrimonio con una inglesa llamada Mabel Hill de la que tuvo a su hijo único, Juan Manuel. 
Entre medias, durante la Primera Guerra Mundial, trabajó de corresponsal en Italia y, según confesión propia, lo que vio a lo largo de esta contienda indujo en él el giro hacia el tradicionalismo al paso que abandonaba el pensamiento anarquizante y nietzscheano de sus años mozos -aunque no su ardor- y las simpatías por el socialismo reformista de cuño fabiano. De todo ello dio cuenta en varios escritos de rectificación y palinodia, por ejemplo, "Razones de una conversión", aparecido en Acción Española el 1 de octubre de 1934.
Al regreso de Inglaterra, reside unos meses en Barcelona afianzando allí sus lazos con Eugenio D'Ors, quien pasó, asimismo, por una crisis de índole religiosa y una búsqueda existencial de la autoridad.
En Argentina conoce y trata al sacerdote vasco Zacarías de Vizcarra, padre de la voz Hispanidad, en torno a la cual edifica Maeztu uno de los puntales de su pensamiento. 
Durante el gobierno de Miguel Primo de Rivera desempeñó el cargo de embajador de España en Buenos Aires desde diciembre de 1927 hasta que presentó la dimisión, el día 28 de marzo del 1930, a raíz de la muerte del general.
Unos meses antes de partir rumbo a la Argentina, escribe una carta al director del diario liberal El Sol comunicándole que da por concluida su colaboración; a los dos días, comienza a escribir en La Nación, periódico próximo al general Primo de Rivera. 
Fue, por añadidura, diputado por Guipúzcoa en las filas de Unión Regionalista Guipuzcoana.
Maeztu fue miembro de las Reales Academias de Ciencias Morales y de La Lengua Española, en cuya recepción leyó un discurso que versaba sobre "La brevedad de la vida en nuestra poesía lírica". 
El 28 de octubre de 1936, de madrugada, fue asesinado, con otros treinta detenidos, junto a la tapia del cementerio de Aravaca, tras una extracción masiva de presos - llamadas en el argot "sacas"-, de la cárcel de  Ventas, donde estaba recluido desde finales de julio, cuando unos milicianos republicanos lo detuvieron hallándose de visita en casa de su amigo Vázquez Dodero. Estaba escribiendo una obra titulada "En defensa del espíritu" de la que ya se habían publicado algunas entregas en la revista Acción Española, publicación que dirigió desde el número 28, de marzo de 1934, hasta junio de 1936.
En vano intercedieron por su liberación las embajadas inglesa y argentina.
Las últimas palabras de Ramiro ante quienes se disponían a matarlo fueron, si la leyenda es cierta: "Vosotros no sabéis por qué me matáis, pero yo sí sé por qué muero: para que vuestros hijos sean mejores que vosotros".
 

Valoració:0menosmas
Per Es suis, fa mes de 5 anys

La proposta de fer oficial aquesta festa, presentada com a ‘Dia de la raça’ (poca broma!), prové del 1913. Però no deixa de ser significatiu que el seu nom actual ‘Dia de la Hispanitat’ fos una creació el 1931 de Ramiro de Maeztu, un dels il·lustres feixistes que va donar la cobertura ideològica al cop d’estat de Franco del 1936 i que, després del seu assassinat, van ser glorificats pel règim. Durant la transició, com va passar amb tantes altres coses, simplement les forces democràtiques van acceptar com a xais la imposició d’un símbol de la dictadura, intentant dissimular-lo una mica amb un canvi de denominació que va fer del ‘Dia de la Hispanitat’ la ‘Festa Nacional’. I prou. Poca broma, però, amb la virulència de la proposta: els qui van proposar que la Festa Nacional no fos el dia que ho era sota el franquisme sinó que fos el dia en que es va aprovar la constitució simplement van perdre. Aquells anys van anar així i així anem nosaltres ara.

Però per si no fos prou estrany ja que un país teòricament democràtic tinga com a dia nacional una data imposada pel feixisme la cosa encara resulta més sorprenent quan es veu concretament què es celebra. Perquè el 12 d’octubre l’única cosa que li va passar a Espanya és que va començar a envair Amèrica. Diguem-ne. I celebrar, doncs, el que s’està celebrant com a dia nacional és la mostra d’un imperialisme tronat que, damunt, no és gens efectiu. Perquè Espanya va perdre fa dècades tots els territoris ultramarins, humiliació rere humiliació. I això, que la celebració siga tan estranya, també parla clarament del que és l’Espanya actual. Sobretot pel contrast amb el que es celebra com a festa nacional en qualsevol altre país del nostre entorn, de la Unió Europea.

Perquè Àustria, per exemple, celebra la constitució. Bèlgica celebra la teòrica data de formació de l’estat i la república txeca celebra el dia de la independència, com ho fa Estònia, Finlàndia, Lituània o Eslovènia, entre més. Anglaterra celebra Sant Jordi. i Irlanda Sant Patrici. França el triomf de la revolució. Alemanya la unificació política del 1989. Itàlia la proclamació de la república. I Holanda o Eslovàquia celebren l’alliberament dels nazis… A ningú, per tant, no se li acut celebrar un imperi perdut i encara menys lloar una colonització criminal. Excepte a Espanya. Que ja ho sabeu que és diferent.
Vicent Partal

Valoració:7menosmas
Per pens, fa mes de 5 anys

12-O, res a celebrar, feim diada laboral.

Valoració:12menosmas
Per ja, fa mes de 5 anys

En el fons, segueix sent la festa Nazi dels Franquistes.
Si jo fos llatinoamericà, català, o basc, em cagaria en tots nosaltres (els espanyolets).

Valoració:10menosmas
Per Macià, fa mes de 5 anys

Francinaaaa!!!!, que anam a fer capades i reverencies?. Anam a retra pleitesia i a rendir comtes de les illes d´ultramar a la capital de la metròpoli?. Que ja has preparat es "present" que has de dur a sa Reial Majestat????.
Salut, república, llibertat, //*//

Valoració:14menosmas
Per Salvador, fa mes de 5 anys

Artículo 152 CE :

1. En los Estatutos (DE AUTONOMÍA)... "Al Presidente corresponde la dirección del Consejo de Gobierno, la suprema representación de la respectiva Comunidad y la ordinaria del Estado en aquélla..."

Al corresponderle la REPRESENTACIÓN ORDINARIA DEL ESTADO EN LA CA , al tratarse en este caso de la FIESTA NACIONAL DE ESPAÑA, es natural que la Sra.Armengol esté presente en los actos festivos . Se trata de buena educación y sumisión a la suprema autoridad del Estado.

Valoració:0menosmas
Per Joan, fa mes de 5 anys

De sentido común, ya que es Presidenta autónomica.

Valoració:0menosmas
Per Va home va, fa mes de 5 anys

Na Francina és incoherent, mai ha sabut que fer.
Tot per una cadira.

Valoració:12menosmas
Per jaumet sans, fa mes de 5 anys

A la desfilada hi podrien portar un toro (en representació de la fiesta nazional). Com que la cabra se´ls ha mort ...

Que siguin huevones i que n´hi portin un. A veure si en tenen ...

Valoració:13menosmas
Anterior
Pàgina 1 de 2
Siguiente