nubes dispersas
  • Màx: 15°
  • Mín: 12°
13°

Les sentències del president

El president Jaume Matas ha obviat en els seus discursos històrics la conquesta catalano-aragonesa quan no l'ha recordada en negatiu, ha criticat els nacionalismes, ha defensat aferrissadament l'espanyolitat de les Balears i ha denunciat intents annexionistes venguts de Catalunya.

Discurs de presa de
possessió. Palma,
27 de juny de 2003
«Per arribar a aquest meravellós edifici del Consolat de Mar, heu trepitjat la mateixa terra que trepitjaren fa més de dos mil anys les legions i els colons de Quint Cecili Metel i heu hagut de contemplar la més supèrbia acròpoli de la Mediterrània amb aquestes murades que han estat romanes, àrabs i espanyoles».

Conferència al Club
Siglo XXI. Madrid, 10 de
desembre de 2003
«Adoramos nuestro pueblo, nos sentimos muy mallorquines, muy menorquines, muy ibicencos y muy formenterenses, y nos sentimos españoles (...) Sólo el fundamentalismo nacionalista puede alumbrar especímenes unidimensionales, monocordes y simples en la ausencia de complejidad».

«Y tenemos algunos problemas lamémosles 'políticos' como es esta insistencia de un Carod Rovira en predicar una especie de 'anchluss' para incorporarnos a unos Paises Catalanes que no han existido nunca, jamás, ni en la Historia ni en el sentimiento».

«O esta financiación solapada desde instituciones catalanas de quintas columnas catalanistas locales. O un Maragall que, sin consultarnos, se empeña en revivir una Corona de aragón nucleada entorno a Cataluña. No representa ningún peligro el ser un sistemático-oscuro objeto de deseo, ya que las Baleares no han estado nunca ni lo están ahora ni lo estarán en el futuro por la labor. Sin embargo, resulta francamente incómodo y molesto, rayando en la impertinencia, esta recurrente voluntad fagocitadora en nombre de no se sabe muy bien qué».

«Las autonomias irredentas solo 'son' Estado para dinamitarlo y, desde luego, no han servido para fomentar y vertebrar el Estado, sino para intentar romperlo».

«A escala balear, acosados por un nacionalismo de importación catalanista, este proceso desmitificador se ha producido con notable vigor y no ha ocurrido absolutamente nada, cuando se ha propugnado (...) que la nuestra era una comunidad bilingüe y no monolingüe, cuando se ha anunciado el final de atribuir a entes abstractos como la lengua, el 'país' y demás iconos habituales del nacionalismo, la titularidad de unos derechos que sólo pueden ser individuales, y cuando sin complejos se ha recordado que (...) nunca, jamás, hemos tenido problemas en compatibilizar nuestra doble condición isleña y española».

Conferència al Fórum
Europa. Madrid,
10 d'octubre de 2005
«El gobierno socialista en lugar de centrarse en la reforma del Estado, se centra en la reforma de las autonomías que, salvo los iluminados de siempre, nadie reclama, ni siquiera los ciudadanos gobernados per los iluminados de siempre».

«No es posible la bilateralidad, no existe, salvo en algunas enfebrecidas mentes nacionalistas, Cataluña y España como altas partes contratantes, sino España, de la cual Cataluña es una parte como las otras (...) Su Estatuto es inadmisible, entre otras cosas, porque es insolidario. Es el mismo tipo de insolidaridad del señor Carod Rovira cuando negocia con ETA la inmunidad de Cataluña».

Intervenció al Debat
sobre l'Estat de les
Autonomies. Madrid,
8 de novembre de 2005.
«El Estado ha ido desapareciendo en sus símbolos, en su presencia, en la educación, en su función orientadora (...) y lo más sorprendente és que esta tarea se pilota y se impulsa desde el Gobierno de España en una extraña especie de pulsión suicida».

«Si quiere que hablemos de historia, lo hacemos. Hablamos del Reino de Mallorca, del único reino independiente, que sólo se unió temporalmente en lo que fue la corona de Aragón».

Discurs al Dia de
les Illes Balears. Palma,
28 de febrer de 2007
«També abans, com ara, fórem una llimona a esprémer fiscalment, molt especialment en el temps infaust de Pere IV d'Aragó i el deute públic que es generà, que s'autoalimentà i que ens amargà durant segles».

«Eren els ciutadans del Regne de Mallorca, individualista i rabiosament independent, i no es pot entendre la nostra història sense ponderar la tensió secular que es produí, de forma tenaç i reiterada, entre els intents catalans d'annexió i dependència política i la defensa coratjosa i dura dels balears en reafirmar una singularitat i una independència».

«Som un poble petit. La història ens ha ensenyat a saber com superar els reptes, en forma d'amenaça en molts de casos, procedents de l'exterior».

Comenta

* Camps obligatoris

COMENTARIS

De moment no hi ha comentaris.