nubes dispersas
  • Màx: 15°
  • Mín: 11°
14°

Amonestació d'Aznar a Pilar del Castillo

Pilar, jolín, no me huyas por el pasillo cual cierva ruborosa. Me la has jugado, Pilar. Lo sé. Y por esta vez todo se queda en un tirón de orejas. Tu pasado es rojillo, Pilarín. Por esto no te entrego al pelotón. Las conversas sois las más adictas al régimen. Lo sé desde siempre. Pero atiende. Has pecado de ingenua. La Fundación de don Francisco se tiene que subvencionar a través de partidas submarino. Te pongo un ejemplo: subvención para la inseminación de las jacas morenas de Huelva. Perfecto. Que doña Carmencita Franco te diga en qué cuenta le ingresamos la partida y ya está. ¿Entiendes, Pilarín? Si no puedes convencer a tu enemigo, usa del ingenio. Y está visto que los rojos, en materia de cultura, son obtusos. No saben valorar un proyecto con clase, por esto los grandes mecenas siempre han salido de la nobleza o de la iglesia. ¿Conoces tú el caso de un albañil subvencionando al poeta de su barrio? No. Te lo digo, para que caviles sobre tu pasado rojillo, no sea cosa que te me pierdas irremisiblemente, ahora que has llegado a la cima. Yo no voy a entregarte al pelotón, pero ándame de frente, que soy hombre cabal. Tú sabes que Josemari da siempre la cara. ¿Que hemos de apostar por la Cultura? A tope: 83.000 euros a tocateja para la Fundación Franco. Pero, Pilar, a cuenta de los Comedores Nacionales, que si los rojos confían en que son para darle croquetas al vulgo no se me levantarán. Has de ser como Santa Teresa, Pilarín, que sazonaba su noble comportamiento con un punto de picardía. Estoy rodeado de rojos y vienes tú con tu culturita de reparto de estampitas y me los echas encima. Eso no es legal, Pilarín. ¿Cómo me puedo concentrar en la toma de Irak con este griterío que se ha organizado? Y todo por nada. Sí, sí, Pilarín: por nada. Si se mira objetivamente no hay caso. Fíjate en el tal señor Cejudo, de la Juan Ramón Jiménez. Pone el grito en el cielo porque su Fundación se ha quedado sin subvenciones. Pero ¿con qué argumentos se me viene este señor a quejar a mí, al Presidente del Gobierno? A Juan Ramón, con todos los respetos por ser español, se le asocia a Platero. Muy bien, nada que objetar. Pero Platero era un burrito: nada que ver con la idiosincrasia de España. A mi lo que me enaltece el espíritu es la contemplación de aquellos atributos del jaco que monta el Caudillo en la estatua de Valencia. A mi, Pilarín, y te lo digo sinceramente, que no me vengan con burritos que trotan por el prado. A mi, que me den un percherón en toda su majeza, que ya he demostrado la mía en Perejil. Y esto hay que decirlo bien fuerte, Pilarín, para que de hoy en adelante no haya equívocos. La cultura tiene que enaltecer las grandes gestas y las grandes líneas del pensamiento que ayudan a hacer patria. Me refiero a las aportaciones de Séneca, de Jovellanos o de don Francisco. En Educación, hay que trabajar en este sentido. Díle a los de Anaya y a los de Gredos que nos echen una mano en lo de enaltecer a los escritores que son hombres de una pieza. Ya sabes, los Jorge Manrique, los Ignacio de Loyola y hasta el chico ese que tanto promete. ¿Pérez Reverte? Sí, eso es, Pérez Reverte. Me leí su novela de los espadachines y ya me he puesto un profesor particular de esgrima. Pero no me desvíes la atención, Pilarín. Mientras la España que amanece no brille con todo su esplendor, ándate lista con lo de las subvenciones, que el enemigo acecha. Las generaciones jóvenes, Pilarín, padecéis un déficit de conocimiento histórico brutal, porque aprendisteis de una legión de comunistas que se atrincheró en las universidades. Atiende, Pilarín: la guerra de España contra los rojos empezó en Covadonga y sólo Dios sabe cuándo acabará. Están ahí, los rojos, agazapados detrás de un libro. Así que no descuides la guardia. El peligro más inmediato es que con esto de Franco consigan el apoyo de la burguesía ribereña, siempre incubando veleidades judeo"masónicas y demás. Atiende Pilarín: apresúrate. Ve y dile a Piqué que le ofrezca a Yordi la concesión sin contrapartidas de «Mantecados de Astorga/ el que come y calla, otorga». Es preciso que Yordi haga uso de su visión de Estado y quite hierro a lo de los papelitos de Salamanca y a lo de la fundación del Caudillo, no sea cosa que los catalanes se me levanten. Y ya sabes las consecuencias. Igual les hemos de bombardear Barcelona, nos cae una bomba por error en el Nou Camp y ya me dirás los del Madrid contra quién ganamos la liga. Florentino se me pone de morros. Y eso sin contar con que Garzón se cabree y nos incoe un expediente con apercibimiento de cierre de la Moncloa por parte de los Mozos de Escuadra. Conque cálmame a Catalunya, Pilarín. ¿Que cómo has de hacerlo? No será con tazas de tila. Ya sabes, organízame un homenaje a Pla y que, por la Merced, los de la casa regional de Castilla nombren Pubilla de Honor a mi Nenona. En cuanto a los dineros de la fundación de don Francisco ya los sacaremos de algún banco. No habrá problema. No sé que financiero francés subvenciona los estudios sobre el pensamiento de Sartre. Claro que los franceses son muy suyos y, para ellos, sus pensadores son los mejores del mundo. En cambio, nosotros, no tragamos cultura, ni aunque sea con un cerebro tan lúcido como el de don Francisco. ¿Cómo crees, Pilarín, que conseguí hacerme con Perejil en un santiamén? Pues estudiando Caudillo por los codos. Ni más ni menos, Pilarín. Su estrategia militar es concisa, rotunda. Soldado al que le falta un botón en la guerrera, es soldado fusilado. Así de claro, Pilarín. Se lo comenté a Bush. George, le dije, antes de entrar en combate vamos a pasar la revista de los botones. Pero se pasó, George. Le dije eso. O sea: soldado al que le falta un botón en la guerrera, es soldado muerto. Por disciplina ¿entiendes, George? Y me respondió: «Oh, yes! Pero ¿por qué no los fusilamos primero a todos y luego comprobamos si les faltan botones?». O sea, que lo suyo, lo de Bush, es cuestión de disciplina exacerbada. En fin, Pilar, custódiame estos 27.000 folios con el pensamiento filosófico de don Francisco, que tan pronto disponga de unas horas me los leo de un tirón. ¿Que están en blanco exceptuando algunos que contienen manchas de sangre? Por la sangre no te alarmes, acostumbraba matar moscas mientras pensaba. ¿Que no te escandaliza la sangre, sino los folios en blanco? Si lo de tu cultura rojilla no tiene remedio, Pilarín. Apréndelo: don Francisco era parco en palabras y pródigo en hechos.

Comenta

* Camps obligatoris

COMENTARIS

De moment no hi ha comentaris.