cielo claro
  • Màx: 20°
  • Mín: 18°
16°

Plática de matrimonio, Josemari&Ana

Ana, cariño, he felicitado a Zaplana porque ya tiene lo que tanto quería. Exacto: Maruja de España encabezará la candidatura por Baleares. O sea, que la sonrisa del régimen no abandonará Madrid. Se nos fue Doña Carmen, nos queda Maruja de España. Y si me apuras, con más bríos que la esposa de Don Francisco. Aquella manera de mofarse de la tragedia, después del contubernio judeo-masónico del metro, merecía la atención de una cámara épica como la de Sáez de Heredia. ¿Que luego Pilar Manjón se enoja y le pide explicaciones? Bueno, ya sabes, la rojez suele dar palos de ciego por si alguno da en el objetivo. No es el caso. Con Maruja pierden el tiempo. Es una chulapa del ya hemos pasao, al mejor estilo de la Gámez. Además, nos da hecho el mejor eslogan electoral del país. Apúntatelo, porque es de mi cosecha. 'Baleares por España! ¿Qué te parece? Así, sin tapujos. 'Baleares por España! Como en los mejores tiempos de Don Francisco. Si el 9 de marzo, Rouco y menda recuperamos el poder, Maruja de España tendrá el sagrado deber de pasar la escoba por la lengua de los mallorquines. Ana, cariño, ya me entiendes. El balear se va tras lo catalán y ahí me tienes los colegios de monjitas y gente de bien convertidos en unos sóviets del catalanismo. ¿Que de ahí al uso del taparrabos hay un solo paso...? Así es. Y apunta esta convicción: la enseñanza no cumplirá con los fines que le son propios hasta que vuelva a manos de los estampillados. Ana, cariño, ya tenemos himno para el móvil. Plácido Domingo lo borda. Pónselo a la chacha para que lo aprenda. Si al menos lo canta al limpiar los cristales que dan a la calle, los transeúntes sabrán que aquí habita una familia española. ¿Que ya se lo has puesto...? Entiendo: que no lo cambia por Mi Carro. Bueno, esta chavala no tiene educado el oído o, lo que es peor, se nos ha metido una roja en casa. Sí, sí, de acuerdo, que de roja nada, pues nos la recomendó Rouco, y Rouco, para servir en casa de señores, sólo recomienda lirio y azucena. Lo sé. Esto me tranquiliza. Por cierto, estuve compartiendo unos polvorones con lo más selecto de la Conferencia Episcopal y hablamos de perfumes. Ya sabes, los socialistas catalanes han patentado uno que los identifica. ¿Que Montilla puede volver a la loción de Floyd porque ni con perfume de extracto de rosas le gana un pulso a Banderas? Por supuesto. Los tipos como Banderas, o yo mismo si me apuras, nos bastamos con una leve tensión muscular para cobrar pieza. Además, Don Francisco afirmaba que el hombre ha de oler a bragueta. ¿Que Don Francisco era muy hombre...? Desde luego. Pero es que no conocía otro olor. Ya sabes: lo que Dios le dio de ancho se lo restó de alto y la nariz se le quedaba en el sótano. Pero, bueno, con los camaradas de la sotana no hablamos de esto. Nuestro dilema es dilucidar si hay sospecha de lujuria en este perfume para irles con el stop a los de la Audiencia Nacional. Y lo cierto es que sospechamos que sí la hay, pero aún carecemos de pruebas. De todas formas, el padre Martínez Camino ha prometido sacarnos rápidamente de dudas. Rociará las cabecitas de los chiquillos del coro y los olfateará uno a uno para saber, si al aroma de la piel, pueden evocarse desordenados deleites. Te lo digo en confianza: para mí no hay duda de que el olfateo dará positivo. El perfume es seducción y los catalanes, si no van como Eva con la manzana por delante, ya me dirás cómo consiguen que los chavales que crecen con una hambre desbordante de imperio, acepten aprender catalán. Y si los socialistas se sacan un perfume de la manga, no dudes que antes de final de mes Caró nos sorprende con un champú al huevo que rompe el mercado. Yo, por de pronto, me he apuntado a lo del perfume. Ya me entiendes, algo selecto que se diga Aznar, perfume from rose. ¿Que te lo deje oler? Ana, cariño, el primer frasco será para ti. Pero la primera prueba no ha funcionado. El perfumista trabajó sin consultarme y, lo que pasa cuando uno es obtuso, no me cogió el aire. Ahí tienes la fórmula: extracto de cardo borriquero, zumo de calabaza bonetera y unas gotas de vinagre pucelano para darle carácter. Le he dicho que se lo guarde para rociar a su querida cuando esté en camisón. Es obvio que tal mejunje no simboliza mi esencia.

COMENTARIS

De moment no hi ha comentaris.

Comenta

* Camps obligatoris