algo de nubes
  • Màx: 15°
  • Mín: 10°
13°

La Hispanidad Josemari&Ana

Ana, cariño, descuelga tú el teléfono. ¿Que George quiere saber si ya hemos indultado el pavo? Jolines con George, la tiene tomada con el pollo...! No chicken, Spain. Absolutely not! Díselo, anda. No entiende que nuestra Hispanidad no tiene nada que ver con su Día de Acción de Gracias. Aquí, a lo sumo, los malagueños se permiten la frivolidad de indultar a un sujeto carcelario cada Jueves Santo. ¿Que Don Francisco, por su onomástica, acostumbraba firmar algunos indultos? Cierto, pero era cuando la rojez estaba en el trullo y los había a miles que se tomaban, tan ricamente, su plato de pastillas del Doctor Negrín a cuenta del Estado. O sea, que Don Francisco actuaba con una rotunda lógica castrense. Quienes tenían que redimir sus culpas en el paredón, sea. Que las redimieran. Los demás, fuera. Mejor que comieran en su casa. ¿Que con la escasez que había igual ponía en apuro a muchas familias? Ana, cariño, te traiciona tu buen corazón. No niego que hubiera rojos que no tuvieran más que lo puesto, pero me digo yo que lo saqueado en conventos y palacios fue a parar a alguna despensa. ¿O no..? Así que vienen mal dadas, los rojos se dan una gran maña en enfundarse la piel de cordero. Fíjate en el Padre Von Wernich, fue un héroe de la talla de tantísimos sacerdotes españoles que en el treinta y seis sintieron la llamada de la patria. Ahora, en cambio, será mártir porque la rojez argentina ha ensuciado su buena reputación. ¿Que algo parecido hubiera ocurrido aquí si Don Francisco nos hubiera dejado huérfanos al poco de asentar las bases de la España nacionalsindicalista? 'Seguro! Nadie hay más vengativo que un rojo cabreado porque le han ajusticiado a un pariente. Y a lo de Argentina me remito. ¿Que el Padre Von Wernich se pasó ostiando a sospechosos? Ana, cariño, no prestes oídos a los mensajes de origen judeo-masónico. ¿Lo ha condenado la Santa Sede? No. ¿Condenó la Santa Sede a los frailes de espadón al cinto que hicieron posible una América cristiana? No. ¿Y a la pléyade de sotanas que se unió a nuestro Glorioso Alzamiento? Tampoco. Pues a mí que no me canten coplas. Ten en cuenta que el Sumo Pontífice posee la iluminación del Espíritu Santo, que es algo que ilumina más que una Osram halógena. ¿Otra vez el teléfono...? Ana, cariño, George me tiene frito con el indulto del pollo. Dile que de pavo indultado, nothing de nothing. O sea, nada de nada. El destino del pollo español es la cazuela. Y punto. ¿Que ahora no pregunta eso...? ¿Entonces...? Ah, entiendo. Quiere consejo para hacer algo muy español que complazca a Mariano. Pues que no se le ocurra emplumar a un indio, que le veo capaz de hacerlo. Dile que haga como nosotros. A la hora del vermú, pincho de tortilla española y brindis con chato de tinto peleón en compañía de la chacha. Y por supuesto, la señora Bush, entre sorbo y sorbo, puede leerle algunos de mis versos patrióticos más sentidos. ¿Qué me sugieres...? Esto nunca. La versión que ha hecho del Oriamendi algún meritorio de la calle Génova, no. Imagínate: Por Dios, por la Patria y el Rey/ lucharon nuestros padres./ Por Mariano Rajoy Brey/ lucharemos nosotros también. ¿Que no la conocías? ¿Que te parece una osadía vergonzante? Tu dirás. Lo es. El único que podía postularse para presidir una dinastía de raíces gallegas fue Don Francisco y no quiso tentar a la historia. ¿Que dejó bien apañadita la cuenta corriente de su descendencia? Más que por interés de él, por deseo de los buenos españoles. 'Si aquellos rudos marineros de El Ferrol se quitaban la sardina de la boca para contribuir a regalarle el Pazo de Meirás! ¿Que luego les atacaba la tisis debido al hambruna? Es posible. Pero esto da más grandeza a su generosidad. Y, sobre todo, no olvidemos que Don Francisco les regaló, a los españoles, una patria enterita: la que Macià intentó romper por Prats de Motlló y que ahora se nos parte por Francfort. ¿Que te extrañas porque en casa siempre te dijeron que Alemania era la aliada natural de España? Bueno, esto fue cierto en aquellos años gloriosos en que alemanes y españoles marchábamos del brazo, con gesto alegre, firme el ademán. Desde que ellos renunciaron a conquistar Europa con la milicia y la invadieron de electrodomésticos se han vuelto tan peseteros como los catalanes. ¿Sabes por qué la Morenilla es morenilla y no blanca como la Blanca Paloma? Porque cuando Solbes les da para higiene, venden el jabón a los mineros y no les queda ni una pastilla de Myrurgia para quitarle el tizne a su Virgen. ¿Te ríes, pillina? No veas cómo se han puesto de moda, últimamente, los chistes de catalanes. Y superan en número a los que circularon sobre los de Lepe, quizás porque son más creíbles. De todas formas, Ana, Cataluña, en Frankfurt, me ha sorprendido agradablemente. Lo de que se nos rompe España te lo he dicho para que veas que jamás bajo la guardia. Lo cierto es que Cataluña, actualmente, me permite más felices sueños que el Pikolín. Te lo digo porque visioné la cinta con el acto de presentación de lo que ellos denominan cariñosamente la cultureta. Ya sabes, por si se hacía aconsejable un nuevo bombardeo de Barcelona. Y no. Sería un acto desmesurado que incluso, visto lo visto, los europeos podrían tomar por un infanticidio. Para que me entiendas. Nada de Al Vent, lo de Ramón, ya sabes. Ni de La Estaca. Mucho Jaime Sisa con citas a Miki Mause y al Pato Donald. El Comisario Creix, de la Brigada Social, se hacía cruces. Viajó para hacer algunas detenciones, imagínate, las imprescindibles, y se volvió con un vídeo de Peter Pan. Anita y nuestro Alejandro tendrían que haber viajado hasta allí con los pequeños. ¿Que no hay que exponerlos a un virus de lo catalán? Pues Ana, cariño, igual estás en lo cierto. Aprendamos de la experiencia. De Cataluña no te fíes. Tras la patita de oveja, surge la garra del lobo.

COMENTARIS

De momento no hay comentarios.

Comenta

* Camps obligatoris