muy nuboso
  • Màx: 15°
  • Mín: 10°
15°

Kosemari a l'hora del cafè

El pasado domingo reapareció don Blas. Conque ojo al dato, España vuelve a amanecer. Te lo vengo diciendo desde hace tiempo, Ana. Y me lo recordó el Padre Cosme, en Silos. En España, me dijo, la amapola le puede al trigo; la cizaña, a la mies. Afortunadamente halla quien limpia sus campos. La limpieza va por ciclos y no me preguntes por qué: cosas del Cielo. Fíjate: 1923, pronunciamiento de Primo de Rivera; 1933, José Antonio funda Falange; 1963, don Francisco crea el TOP; 2003, yo les echo un pulso a los nacionalistas y a los rojos con una gallardía que ya ha recogido el cancionero popular. Me llaman el más grande, por el pasodoble de Lalanda. Ya sabes: «Marcial eres el más grande...» Pues ahora es «Aznar eres el más grande/ se ve que eres madrileño/ rival de Yordi y José/ el rojo traidor y Zapatero./ Por ti vamos por los moros/ por ti clama la afición/ Aznar, si tu te retiras/ perderá la patria/ toda su emoción». ¿Que ya estabas enterada? Entonces me decepcionas. Atiende, Ana, de recién casados me despertabas tatareando las Mañanitas, no sé a qué viene tu silencio de ahora si no estamos de morros. ¿Que la última estrofa tiene otro final? Ya. ¿Cómo dices? Entiendo. «Por ti vamos por los moros/ por ti clama la afición/ Aznar, si tú te retiras/ perderá la patria/ su mejor bufón». Mira Ana, seguro que te la ha cantado algún emboscado como Gallardón. Claro. ¿Lo ves? Es un frívolo que no tiene agallas para retarme de frente y me mueve la silla con ingenio de coplero barato. Una advertencia: desconfía de los frívolos, Ana. Y de los emboscados. Tú, en política, a lo tuyo. Pasa de habladurías. ¿Que en el ayuntamiento vas a encargarte de los asuntos sociales? Sigue como ahora: del trabajo a casa. Por cierto, la de Nenona ha sido una gestión diez. ¿Que la niña por sus estudios...? Que va para matrícula, Ana, me lo ha dicho quien lo sabe. Pues ¿que la niña por sus estudios no puede cuidarse de la casa y necesita una ayudita en el servicio? Nada, lo que me dijiste: que le preparen una tortilla al mediodía y que le adecenten el baño y el dormitorio. Muy bien: ahí tienes doncellas procedentes de la inmigración. ¿Cuántas? Seis. Y seis le has conseguido. A eso le digo yo reducir el paro de forma expeditiva. Aunque sea jornal a cambio de derecho a cuchara, porque unos recién casados no van a echar por la borda el presupuesto del mes. Tanto da. Lo importante, Ana, es avanzar en la resolución de los problemas que la sociedad, ahora mismo, tiene planteados. Yo al menos lo veo así, desde el punto de vista práctico. Por esto, cuando los de la oposición me dicen, mire usted es que esto y aquello, les respondo: hechos. Háblenme ustedes de proyectos concretos y tendrán en mí a un colaborador entusiasta. Pero háblenme de cosas posibles. Juan Gaspart vino a solicitar mi intercesión para que el Padre Cosme celebre varias misas cantadas por la salvación del Barça, lo cual tiene sus bemoles, porque Silos no es Montserrat y la Moreneta, desde luego, no es la madre de nuestro Dios castellano. Al menos yo me niego tajantemente a admitirlo 'hasta aquí podíamos llegar! Pero bueno, yo le dije: «oye, Joan, tú sabes que tienes mi apoyo para que en un futuro te podamos ver de presidente de la Generalitat, ya que España necesita un hombre como tú al frente de Catalunya, pero no me pidas imposibles, porque al Barça actual no lo hubiera salvado ni Companis». En fin, Ana, volviendo a lo nuestro: cuidadito con lo que te cuenta Gallardón, porque yo no puedo detenerme a rebatir el comentario del vulgo y tú, si no te corrijo, vas a darlo por bueno. Ya ves, ni siquiera tengo tiempo para la poesía. Después de mis siete poemas de amor y una canción desesperada, que tanto te complacieron, quería iniciar un gran poema épico en el que hablara de la reconstrucción del Estado a partir de un poblado de fajadores natos como son los de Quintanilla de Onésimo. Y, ya ves, carezco de tiempo. A la hora del café, que es cuando más me siento a mí mismo, estoy reestructurando los cimientos eternos de España. Pero no desde la lírica, que en el fondo es lo que más me motiva, sino desde un análisis profundo de la esencia filosófica del Estado. Nietzsche, Kierkegaard, Calderón de la Barca, ya sabes, gente de peso. Parto del 4"2"4. O sea, juego con tres puntales. El brazo armado, que soy yo, como punta de lanza de nuestro ideario; el brazo intelectual, que cuenta con Jiménez de Parga y Cardenal, repartiendo filosofía tan concentrada como el café"café; y el eclesiástico, en plan vigilante ante el último bastión defensivo del hombre que es el alma. Aunque los curillas se me resisten al proyecto, justo es reconocerlo. Los que ejercen su ministerio en la costa son nacionalistas y los de la Meseta me piden pisos en Orcasitas para los quinquis. Como si el haberle hallado piso a la Nenona en donde habitan los señores, supusiera que tenemos acciones en las inmobiliarias. Es un absurdo, pero cualquiera les convence de lo contrario. Vamos a ver si monseñor Rouco me echa una mano y me los hace entrar en razón. ¿Que hay que subirles el sueldo? Pues, Ana, les gestionamos una subvención, que no todos los dineros del Estado para mejora de la espiritualidad tienen por qué irse necesariamente a la Fundación Franco. Vamos, digo yo ¿qué te parece? Fomentemos, desde el gobierno, la pluralidad ideológica. No todo ha de ser un remover los papeles de don Francisco, sino también los de Santa Teresa, con quien comulgo espiritualmente, tú bien lo sabes. O los de San Escrivá de Balaguer, siquiera sea para dar una satisfacción a Gaspart. Ya sabes que Gaspart es nuestro topo en Catalunya y está trabajando con una singular eficiencia. Después de acabar con el Barça irá a por Yordi. Ya se lo he anunciado: Joan, sabemos que lo tuyo es la presidencia de la Generalidad y no vas a decepcionarnos. Y no lo hará. Los del CESID afirman que es un peón insustituible en la Operación Termita. Como lo es Ainhoa en el País Vasco. ¿Ves? En el asunto Ainhoa coincido plenamente con los de Batasuna, para que luego los agoreros digan que en Vizcaya no es posible el entendimiento de la gente seria con los callejeadores. En efecto, con lo de Ainhoa en eurovisión le acabamos de meter un golazo a la tribu, que ríete de los de Zarra o de Panizo. Ahora se trata de acertar con la canción. Yo, fíjate, sería partidario de algún tema de Quintero, León y Quiroga. O sea, de apostar por lo español y ganar. Al fin y al cabo, Ainhoa es de Barakaldo. Y Barakaldo es España ¿o no...? Vamos a españolizar Euzkadi. Con seriedad, con coraje, con eficacia. Conque Arzalluz ya puede ir comprándose mantilla y peineta si pretende recibirla en Sondika, al pie del avión. O se adorna, Arzalluz, como la Lirio o no sale en la foto. Por ésas. Te lo digo yo. Como me llamo Josemari.

Llorenç Capellà, escriptor

COMENTARIS

De momento no hay comentarios.

Comenta

* Camps obligatoris